A Minutos de la Medianoche

“¿Qué ha sido lo mas valeroso que has hecho jamás?

Levantarme esta mañana.”

Después de leer la novela La Carretera de Cormac McCarthy, me puse a pensar en lo realmente vulnerable que somos la especie humana – los seres vivos, vaya – a los elementos que nos rodean. No apreciamos que cada día que vivimos en una cierta normalidad es un verdadero regalo. En esta historia posapocalíptica se nos muestra un mundo abatido por un evento no especificado, en el cual no quedan más que ambientes desolados, cubiertos de ceniza, y algunas personas deambulando en incertidumbre y sobreviviendo de maneras infrahumanas. Entre ellos, un padre y un hijo caminan tratando de llegar a la costa con la esperanza de encontrar algo mejor. Ningún personaje tiene nombre, solamente se hace referencia a los personajes principales como el hombre y el hijo, ambos aferrándose el uno al otro literalmente como si fueran los únicos seres vivos en la tierra. Del final solamente puedo decir que me conmovió hasta las lágrimas. Dentro de lo futil de la situación en la que se encuentra, el hombre sigue su lucha por el amor que le tiene al niño, lo cual nos manifiesta los alcances que podemos llegar a tener con tal de proteger a nuestros hijos. Valientemente, el hombre vence cada día como mejor puede la enfermedad que lo abruma con tal de proteger al niño que él mismo declara le ha sido encomendado.

Esta mañana me encontré con el siguiente artículo:

http://m.aristeguinoticias.com/2701/mundo/catastrofe-climatica-global-podria-conducir-al-fin-del-mundo-cientificos-de-eu/

Desconocía que existe un reloj simbólico utilizado por científicos en la Universidad de Chicago para hacer referencia a qué tan cercanos estamos a un evento catastrófico, pero que estamos a merced de los cambios climáticos, y amenazas nucleares no es novedad. Agregado a esto enfermedades virales y los avances en la nanotecnología que pudieran ser mal implementados, y no cabe duda que somos ya una especie en peligro de extinción. El llamado de estos científicos a los líderes mundiales a tomar medidas para reducir tanto la contaminación producida por gases de efecto invernadero como las armas nucleares debe tomarse en serio.

Lo que nos distingue de los demás seres vivos es nuestra capacidad de empatía y conciencia, que se manifiestan en espiritualidad, religión, meditación, filantropía, etc. La conmoción causada por la visita del Papa Francisco, las elecciones en Estados Unidos, y la propagación del virus zika son oportunidades para abrir los ojos a nuestro entorno tanto cercano como lejano. Nos levantamos cada día movidos por nuestras obligaciones inmediatas, sin pensar en lo que sucede más allá.

No quisiera caer en el sermoneo pero creo que dentro de lo poco que podemos controlar, que es cuidar de nuestro medio ambiente y amar a nuestro prójimo seamos creyentes o no, también se encuentra nuestra obligación como ciudadanos a participar en elegir a quienes serán nuestros líderes y en cuyas manos queda el tomar decisiones que nos afectarán tanto a nosotros como a nuestra progenie.

 

Advertisements

Published by

ikoperiko

"It's All Good... "

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s