Nu Deco Ensemble tests the boundaries of classical music with reggaeton, Daft Punk suite, more

Source: Nu Deco Ensemble tests the boundaries of classical music with reggaeton, Daft Punk suite, more

Advertisements

Jeff Buckley se Mantiene Vigente

 

En marzo del próximo año saldrá una recopilación de grabaciones de este dotado cantante, la cual consistirá en su mayoría de covers de otros artistas, incluyendo a The Smiths y Bob Dylan. Esta colección se titula You and I, y se compone de canciones que Buckley utilizó como muestra del sonido que buscaba lograr para su primer disco, Grace. De no haber fallecido a escasos treinta años de edad en 1997, Buckley sería hoy en día una figura prominente dentro de los géneros musicales actuales ya que ha influenciado a varios artistas, como lo son Adele, Rufus Wainwright, y Coldplay. El resurgimiento del interés hacia su música a principios de la década de 2000 logró varios éxitos póstumos y un documental acerca de su legado musical.

En mis veintes, que fue la época en la que mi búsqueda y curiosidad musicales se encontraban más intensas, descubrí a uno de mis grupos favoritos, Cocteau Twins. La voz de Elizabeth Fraser me parecía que podía ser desgarradora y también apacible, según la melodía. Pasé muchos años obsesionada, explorando todo lo que tenía que ver con ellos. En esta indagación, me encontré con un artículo en el que el escritor mencionaba el cover de Fraser  de la canción “Song to the Siren” de Tim Buckley, la cual fue grabada dentro del proyecto musical This Mortal Coil, de la disquera 4AD. Como suele ser mi costumbre, entre más leía más crecía mi interés y a raíz de esta exploración fue que di con Jeff Buckley, hijo de Tim. Más adelante Fraser hablaría acerca de la intensa relación sentimental que vivió con Jeff.

Si la voz de Fraser me parece única, la de Buckley es su equivalente masculino ya que ambos tienen unos alcances vocales sumamente conmovedores. Basta con escuchar su interpretación del clásico de Leonard Cohen, “Hallelujah”, para comprobar su sensibilidad como vocalista. De hecho, la versión de Buckley ha sido tan aclamada que en abril de 2014 fue agregada a la colección del Registro Nacional de Grabaciones de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

 

Buckley lanzó solamente un disco completo, Grace, en 1994; se encontraba grabando lo que sería su segundo album, My Sweetheart, the Drunk, cuando una noche decidió meterse a nadar en el río Mississippi, del cual ya no salió vivo. De estas grabaciones surgió la colección Sketches for My Sweetheart the Drunk, que a pesar de ser un disco inconcluso cuenta con excelente material para escucharse una y otra vez, como “Everybody Here Wants You”, y “New Year’s Prayer”. Habrá que esperar si el próximo material ofrecerá lo mismo.

A continuación, algunas de mis favoritas:

 

Mejor no…

Al día siguiente de los ataques terroristas en París, accesé mi cuenta de Facebook en busca de enlaces a páginas de noticias que ofrecieran las más recientes actualizaciones en torno a dicho acontecimiento. Al entrar a mi muro, se me ofreció la opción de usar un filtro con los colores del estandarte francés sobre mi foto de perfil. De un modo impetuoso, apliqué el filtro y seguí con mi cometido de leer las noticias.

Curiosamente, no pude evitar casi inmediatamente sentir cierta incomodidad. Con todo lo que está sucediendo a nuestro alrededor y en contra de pueblos más marginados y a merced de gobiernos brutales, como es el caso del desplazamiento de los sirios y los palestinos, ¿porqué este marcado solidarismo con Francia, hasta el punto de ostentarlo en los perfiles de las redes sociales? ¿Acaso no merecen la misma atención los demás? Me he dado cuenta de que hay poblaciones tan subyugadas, que el leer acerca de sus desgracias y atropellos ya se ha vuelto el pan de cada día, lo cual nos ha vuelto insensibles a estos hechos. Tristemente, poco a poco hemos perdido el sentido del asombro ante estos eventos – ¿acaso no sucedió lo mismo con Juárez?

Total, que después de ver tantas fotos de perfil teñidas de azul, rojo, y blanco, me sentí un tanto hipócrita y decidí mejor quitar el filtro de mi foto. Consideré que mi francofilia no ameritaba ser exhibida alrededor de una tragedia tan lamentable. Eso, o tal vez en un futuro se nos ofrezca un filtro con los colores de la bandera de Siria…

 

sy-var4